top of page

Mamá 2024...

Por: Pilar Aburto Mijangos

 

Vivimos en una sociedad cada vez más vanguardista, donde la mujer ha tomado un rol determinante en cada familia y en la sociedad, ocupando puestos importantes, contribuyendo a la economía del país y de sus hogares, pero ¿qué pasa cuando esa mujer se convierte en madre?


Muchas situaciones hacen que cada mujer se transforme de acuerdo a sus circunstancias, ya ha pasado por una de las más extremas y cambiantes de todas; el embarazo, donde cambia absolutamente todo, cuerpo, hormonas, y esa sensación permanente de haber dejado de ser quien era para darle paso a otra mujer totalmente diferente, para darle paso al papel más importante de su vida SER MAMÁ.


Sus prioridades cambian, sus tiempos, la vida en pareja, incluso la vida social y familiar que solía llevar antes ha tenido un giro de 180°, lo que conlleva a otra cuestión más; ¿Se puede sobrevivir a esta avalancha de cambios y a los que vienen con la maternidad?


La respuesta es SI, aunque al principio pareciera que todo se nos viene encima, los días junto a esa pequeña personita que llegó a tu vida te harán ver las cosas con otra perspectiva, los sentimientos que se desbordan en ti te mostrarán que esa nueva etapa que estás viviendo junto a tu bebé, te llevarán de la mano poco a poco a reencontrarte y volver a conectar contigo misma, pero de una forma más hermosa.


En efecto, la maternidad es abrumante y haber tomado la decisión de convertirte en madre y haber deseado tanto ese momento, nos puede inquietar un poco, sobre todo los primeros meses de vida del recién nacido que son los más cruciales para ti y para él o ella; por eso, en esta sección, te daremos algunos valiosos consejos para hacer de este, el mejor capítulo de tu vida.


1.- RESPIRA, TODO PASARÁ MÁS RÁPIDO DE LO QUE CREES.

Es importante saber que los primeros días de la vida de tu bebé son igual de importantes para los dos y que esto requiere cierto sacrificio de parte de la nueva mamá, pero tranquila, todo pasa, y pasa más rápido de lo que piensas, así que trata de relajarte y respirar por lo menos 15 minutos al día mientras te bañas o comes algo rico estando tu solita.


2.- Aunque suene trillado, DISFRUTA MUCHO A TU BEBÉ.

La etapa del recién nacido o del bebé pequeñito es de las más bellas, pero también pasa casi en un abrir y cerrar de ojos, así que tómale muchas fotos, mira sus manitas, háblale y contempla la maravilla que la naturaleza a la par contigo fueron capaz de crear.


3.- TEN UNA RED DE APOYO.

El trabajo de mamá es de los más agotadores y demandantes, por lo que es muy recomendable contar con una red de apoyo que nos sirva de sostén para tener un momento a solas con nosotras o con la pareja, ese apoyo lo puedes encontrar en: mamá, tías, cuñadas, o el servicio de alguna niñera si se cuenta con la posibilidad. Las redes de apoyo son fundamentales para transitar por este camino y hacerlo más llevadero.


4.- COME RICO, PERO CUÍDATE.

La alimentación es otro pilar importantísimo, sobre todo porque le estás comenzando a transmitir nutrientes esenciales a tu bebé por medio de la leche materna, es mentira que lo que comes se le pasa a él al 100% pero si es cierto que los nutrientes que ingieras, los más importantes si están presentes en tu leche, por ende, una mujer bien alimentada podrá proveer mejor a su bebé que si te dedicas a comer alimentos chatarras o alto en grasas o azúcares.


5.- ABRÁZATE Y SIÉNTETE MUY ORGULLOSA DE TI.

Es trillado también, pero diste vida, eres valiente, eres valiosa y eres hermosa desde cualquier perspectiva que se te mire, nunca olvides que para ese pequeñito o pequeñita, tú eres el mundo entero y así será para siempre.

1 visualización

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page